lunes, 16 de enero de 2017

Sopa de marisco

Muy buenas a todos.
Mi estreno del año en el blog es una rica sopa de marisco, aunque es algo más laboriosa que lo que hace mucha gente (eso de comprar un mix congelado) te aseguro que nada tiene que ver.


De hecho, creo que una vez compré ese compendio de cosas sin especificar que venden en los congelados, y sinceramente, nunca más.
Prefiero planificar que haré  una buena sopa, e ir planificando, si es que no voy a tener tiempo de hacer todo del tirón, que es lo normal y para ello lo primero que tengo siempre preparado es un buen fondo de caldo de pescado, que hago una vez y del que saco varios litros.

Os pondré un entrada de cómo hago el caldo de pescado y cómo lo uso.
Pero hoy me voy a centrar en la sopa y sus ingredientes, que podrán ir variando en función de vuestros gustos o de lo que dispongáis más a mano.



Tengo muy fácil lo de tener buen pescado porque vivo cerca de la costa y hay muy buena plaza, pero no es excusa hoy día ya que hay supermercados que ofrecen buen pescado y marisco, que si bien no soy partidaria de los mix de sopa, si que se puede comprar cosas congeladas de manera individual y da buen resultado.
Como os digo, os pondré cómo hago yo la receta, pero en vuestra imaginación y gusto está el cambiar alguna cosa.

Ingredientes:
Para la base del sofrito,
1 pimiento rojo de asar
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
3 cd de AOVE
-------------------
500 g de almejas, chirlas o berberechos
300 g de calamar troceadito muy pequeño
1 filete de pez de espada (cola de rape, o mero)
200 g de gambas o langostinos troceados
2 litros de caldo de pescado preferiblemente  casero (o de brick si no tienes)
sal
pimentón dulce
1 limón



Preparación:
Lo primero que haremos es poner en agua fría las almejas, con un poco de sal, esperar a que suelten arena y cambiar el agua unas tres veces.
Mientras en una cacerola amplia ponemos el aceite y se sofríe la verdura unos minutos, sacar con la espumadera y la  pasaremos por la batidora.
En cazo pondremos agua a hervir a echamos las almejar escurridas, se abrirán y desprendemos de su concha.
En el aceite que habrá quedado, se sofríe primero el pescado muy poco y se reserva.
Añadir después un poco más de aceite si se ha consumido y sofreír el calamar, primero a fuego fuerte porque suelta mucha agua. Bajaremos el fuego a medio y vamos añadiendo el caldo de pescado, las almejas, el pescado que hemos reservado y un poco de sal y el pimentón.
Cocer durante unos diez minutos y añadiremos el marisco y el zumo de limón, hay quien le pone vino, pero a nosotros nos gusta más con limón, coceremos 5 minutos más y dependiendo de la cantidad de caldo que querías tener le añadís más, eso irá en función de si le vais a poner fideos o picatostes.
El sabor de la sopa de marisco hecha de esta forma nada tiene con la sopa hecha a la carrera, pero si se tiene previsto el sofrito de verduras y el caldo, ahorraras mucho tiempo y ganas en éxito.
A disfrutar.








miércoles, 21 de diciembre de 2016

Trasforma una vieja corona navideña en centro de mesa (diy)

¡Hola de nuevo!



Ya me imagino que tendréis todos la casa decorada para navidad, pero quizás hay algún rincón que se queda algo vacío, o puede que os  pase como a mí, que llevaba dos años sin usar esta corona, la pobre sea había estropeado mucho y ya no me iba bien el color con el resto de decoración.
Y me daba pena porque es una corona bien hecha, no es de bazar chino y se me venía quedando la pobre en la caja sin lucir...porque ya no estaba para ello, pero como ya saben los que me conocen, a mi me dan un bote de spray y cambio lo que haga falta.
Y el resultado ha sido bonito, y barato!
Si os apetece aprovechar la idea o inspiraros en ella para algún objeto olvidado, tomad nota de qúe cosas he usado y poneros manos a la obra.

He usado:
Una corona vieja


Un bote de pintura en spray dorada


Una guirnalda de luces con pilas 


Una vela para adornar y tapar en centro.

Lo primero que hice fue quitar la la corona algunas ramas que tenía enlazadas y que no me gustaban y quitar el polvo que pudiera tener.


Sobre un cartón y al aire libre, pinté la parte de abajo primero, dejé secar y le dí dos manos a la parte vista.
Una vez seca, fui poniendo la guirnalda sobre ella y dejé tapada con la vela la parte donde van las pilas.





lunes, 14 de noviembre de 2016

Croquetas de brócoli y roquefort


Hace un par de días me puse a preparar para mí un poco de brócoli para hacerlo salteado, y mientras pensaba que era una pena que en mi casa no lo quisieran, se me ocurrió hacer un último intento en "colarlo" de alguna forma.
Y decidí que las croquetas era la forma ideal para ello. Y a esta maravilla (para mí) de la huerta, le va muy bien el sabor fuerte del roquefort. Maridaje perfecto, han sido la aclamación de todos, incluso las que había congelado las querían cenar de nuevo.
Después de esto parece que en realidad no estaban tan en contra del brócoli si no de la forma de prepararlo.
Está mal que yo lo diga, pero me han salido de lujo, autoestima "cocineril"  por encima de lo normal me han dado mis croquetitas.


La receta es bastante sencilla y aunque yo las he preparado con ayuda de la thermomix, te dejo la forma tradicional de hacerla,.
Si tienes thermomix, prepara según la receta de croquetas y añadiendo el queso a mitad de la preparación  y al final el brócoli cocido.
Pero te cuento con detalle mejor como hacerlo sin robot.

Ingredientes:
Un brócoli
150 g de queso roquefort
50 g de aceite de oliva virgen extra
100 g de mantequilla
50 g de cebolla
170 g de harina
800 g de leche (yo pongo desnatada)
1/2 cucharadita de nuez moscada
pellizco de pimienta
1 cucharadita de sal
3 huevos
pan rallado
aceite de oliva 0,4 para freír


Preparación:
Cuece el brócoli al vapor o en una vaporera en el microonda, yo lo hice 5 minutos de esta forma, a máxima potencia.
Picar la cebolla. En una sartén calienta el aceite y la mantequilla, sofríe la cebolla.
Añade la harina y tuesta unos minutos sin dejar de remover.
Añade la leche fría poco a poco sin dejar de remover, cuando esté hirviendo añade el queso si mezcla bien, que no queden grumos, añade la sal, pimienta y nuez moscada.
Con el fuego apagado añade la verdura picadita.
Pasa la masa a un recipiente y deja enfriar varias horas o de un día a otro.
Para freírlas, prepara los huevos batidos y el pan rallado en otro plato, lía las croquetas a tu gusto, ovaladas, redondas... a mi me resulta fácil hacerlas con dos cucharas de forma ovalada.
Fríe en abundante aceite  y sirve de inmediato.


miércoles, 9 de noviembre de 2016

Macarrones con queso rulo y albondigas

Los miércoles se han convertido  para mí, en ese día tonto de la semana en el que ni está empezando la semana, ni estamos cerca del fin de semana,  pero también me los estoy tomando como ese día en el que veo si estoy cumpliendo los objetivos que me marqué el domingo anterior.
¿Y sabes qué? que rara vez digo que he llegado a cumplirlos, antes me agobiaba pero ahora por alguna extraña razón, me lo tomo con filosofa y, si no se llega a tiempo a todo, ¿qué hago? 


Recurro a lo fácil, y este plato lo es,  además es completo porque no carece de nada, lleva hidratos, proteínas, verdura y lácteo, que soy una negada para tomar leche y eso no puede ser.
De esta manera y acompañado de una ensalada para aumentar el consumo de verdura, soluciono alguna más que otra semana que se me queda corta.

Suelo tener algunas albóndigas congeladas y tiro de congelador en este caso, eso facilita más la preparación del plato, Te dejo abajo algunas recetas por si te apetece hacerlas y congelar para ir tirando de "fondo de congelador" 

Ingredientes:
Para 4 personas
verduras variadas a tu gusto, zanahorias, cebolla, pimiento verde y rojo etc...
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
250 g de macarrones
300 g de queso rulo de cabra
dos o tres albóndigas por persona
Dos cucharadas de salsa de soja
sal


Preparación:
Cocer la pasta el tiempo que indique el fabricante, reservar.
En una sartén sofreír  la verdura picada hasta que esté tierna, añadir la soja y añadir después la pasta.
Añadir las albóndigas y mezclar con la pasta, si tienes un poco de su salsa, añade también un par de cucharadas, si no la tienes añade más salsa de soja.
Cortar rodajas de queso de un dedo de ancho y añadir a cada plato.
Se gratina un poco para que el queso se funda y listo para servir.
Te dejo algunas recetas de albóndigas.
Albóndigas con salsa de tomate 
Albóndigas al moscatel 




martes, 1 de noviembre de 2016

Pan de Muesli y Zumo de Manzana (panificadora)

Hacía un par de meses que venía teniendo problemas con mi panifcadora, con mi sexta  o séptima maquina desde hace unos  años. Creo que les doy mucho uso y a veces se me va la resistencia y otras se me estropea la cubeta. 
Este verano empezó a fallar y estuve esperando alguna de las promociones que hace lidl pero no vi ninguna, así que se me acordé  que en Cash Converter hay a veces panifcadoras semi nuevas o incluso sin estrenar, pues hay personas que se dejan llevar por las ofertas y no saben sacarle partido.
Pude encontrar una por doce euros, (sí como lees) y creo que solo habían hecho pan una vez.
Te cuento todo esto porque si eres de los que todavía no la tienen, y no quieres esperar a que haya las famosas promociones, te puedes hacer con una por este método y así animarte a hacer este pan.


Este pan es de mi libro "200 recetas de pan" y  me llamaba la atención probarlo, tantas ganas le tenía que ha sido de los primeros que he hecho en esta temporada. Es característico, ya que no lleva agua ni leche, sino zumo de manzana.
Para rematar su particularidad, lleva muesli, y como en casa nos gusta mucho, sabía que sería un pan exitoso. 
No hay duda de que si no tienes máquina lo puedes hacer amasando y en el horno, pero como no lo hice así no te puedo decir ni tiempos ni resultados.

Ingredientes:
300 ml de zumo de manzana
1 huevo grande batido
25g de mantequilla sin sal ablandada
1 ct de sal
2 cd de leche en polvo (yo he puesto 2 de lecitina de soja)
1 ct de surtido de especias molidas
125 g de muesli con frutas
425 g de harina de fuerza 
50 g de azúcar moreno
1 sobre de levadura seca para pan
un puñado de pasas


Preparación:
En la cubeta de la máquina, se ponen todos los ingredientes en el orden dado.
Selecciona el programa de pan "normal", en mi máquina es el 1.
Selecciona la opción de peso "un kilo" .